Un tsunami fluvial azota la Amazonia boliviana y su vecindad brasileña. Las lluvias de este año fueron excepcionales. Pero las inundaciones en Bolivia ya se hicieron crónicas. Pretender que las hidroeléctricas construidas en el Rio Madeira, del lado brasileño, sea uno de los principales sino el principal factor de esa tragedia es eludir soluciones y la mitigación de los daños.

Las peores inundaciones ocurren a centenares de kilómetros de distancia y en altitudes decenas de metros arriba del nivel máximo de las represas brasileñas. Estas son responsables de graves impactos ambientales y sociales, pero atribuirles la culpa de todo es ignorar la hidrografia y la topografia de la cuenca del Rio Madeira arriba de la hidroeléctrica de Jirau. Refleja bien la obsesión actual de muchos ambientalistas en atacar a las centrales hidroeléctricas, perdiendo a veces objetividad y capacidad de visión sistémica y estratégica.

Las inundaciones son temas de esas dos notas de IPS:

http://www.ipsnoticias.net/2014/04/represas-brasilenas-culpables-de-inundaciones-en-bolivia/

http://www.ipsnoticias.net/2014/04/deforestacion-andina-provoca-tsunami-amazonico/